WhatsApp estrena estados con fondos de color

La larga mano de Facebook lo alcanza prácticamente todo y el gigante no duda en hacer experimentos de laboratorio en su amplia gama de productos. Además de la propia red social, la firma de Mark Zuckerberg es propietaria de Instagram y WhatsApp, y no duda en cruzar funciones entre todas las apps. Fruto de ello, WhatsApp incorporó los controvertidos Estados que incorporaban fotos y vídeos; una función que no se sabe a ciencia cierta si ha sido un éxito o un fracaso, pero como bien recuerda la empresa, cuenta ya con más usuarios diarios que la propia Snapchat. Ahorta, la célebre aplicación de mensajería incorpora d los estados de colores.

Resultado de imagen para whatsapp con estado de color

Esta nueva función está siendo distribuida ya entre usuarios de Android y el iPhone de todo el mundo, y consiste en un texto plano personalizable al que se le puede añadir un fondo de color. Esta nueva forma de comunicarse viene directamente heredada de Facebook y logra que el texto redactado destaque más, algo que gustará a los que no terminaban por acostumbrarse a los estados con fotos y vídeos. La empresa habla de “una nueva forma de expresarse”, y tal y como explica la firma en 9to5Mac, esta nueva función puede ser empleada para comunicar nuestra situación actual (indicar que estamos de vacaciones, por ejemplo) o simplemente pedir consejo o sugerencias sobre algún tema que nos preocupa.

Este texto destacado no es estático: quien lo vea puede responder deslizando el dedo hacia arriba con un mensaje de texto o incluso una foto o vídeo. Los que deseen promocionar algún producto o servicio pueden añadir hipervínculos y así aprovechar la extensa agenda de contactos para dar visibilidad a una web o blog. Desde WhatsApp se recuerda asimismo que el usuario tendrá un control absoluto de lo que se publica en su estado: determinar quién lo puede leer y quién no, y en cualquier caso, el estado desparece automáticamente en 24 horas. Y tal vez la parte más divertida del asunto: podremos saber quién ha visto nuestro estado ya que las visitas no son anónimas.